Guiado de la aeronave hacia la zona de aterrizaje.
 

La versatilidad que poseen las aeronaves de alas rotativas no es ninguna novedad, lo que si quizás asombre es el alto costo de sus operaciones, ya que la hora de vuelo puede variar entre los u$$ 400 hasta los u$$ 3000 o mas aun, dependiendo de la aeronave.

Pero sin dudas, es el tipo de transporte es ideal para las operaciones de rescate, por su versatilidad, ya que no solo pueden aterrizar en pequeños espacios, sino que también y sin necesidad de posarse, puede (de disponerlo) hacer uso de su malacate y descender un cable de acero e izar a la victima hasta el helicóptero.

En la catástrofe de Santa Fe de la Vera Cruz, el SAR opero en forma constante con helicópteros, lo que puso en manifiesto, la necesidad de profundizar en los conocimientos en las operaciones con este tipo de transportes (si bien las vueltas de la vida, habían hecho que cuatro meses antes hubiera tomado su primer curso con aeronaves y que de tanta utilidad nos seria).

Los cursos que se desarrollado el SAR fueron los de OPH (Operaciones Helitácticas Terrestres) en base a las normas ONU en operaciones MEDEVAC O CASEVAC; de la OACI y OHA Operaciones Helitácticas Aéreas (Cñia. Asalto Aéreo 601) y protocolos operacionales del SAR) siendo el primero para operaciones MEDEVAC y el segundo para operaciones de rescate desde aeronaves.

Si bien el SAR lleva años entrenándose asiduamente con helicópteros, estos nunca son suficientes, ya que no es lo mismo operar con helicópteros, en urbano, monte, selva o mar.